Más del 98% de los usuarios y de las empresas serán víctimas del cibercrimen en el transcurso de los próximos años

Image for post
Image for post

por Víctor Ruiz, fundador de SILIKN

¿Qué pasaría si te dijera que todos seremos víctimas de un ciberataque? Todos, porque nuestros datos están ya expuestos y lo estarán cada vez más conforme se incrementan los dispositivos conectados, la inteligencia artificial, el big data, el análisis de datos, el Internet de las Cosas, la red 5G, entre muchos otros avances tecnológicos.

Nuestra vida física está cada vez más vinculada a nuestra vida digital. Hemos hecho que cada uno de los dispositivos con los que convivimos a diario — celulares, tabletas, cámaras fotográficas y de video, asistentes de voz, cámaras de videovigilancia, termostatos, microondas, refrigeradores, centros de entretenimiento, cafeteras, juguetes, geolocalizadores, bocinas, micrófonos, aspiradoras, pantallas, consolas de videojuegos, etcétera — sean extensiones de nosotros mismos.

Utilizamos el celular, por ejemplo, como extensión de nuestra memoria: guardamos contactos, números telefónicos, correos electrónicos, recordatorios, fotografías o mensajes de voz. Utilizamos a los asistentes de voz como extensiones de nuestro cuerpo: para pedirles que pongan música, que llamen a alguien, que busquen algo, que nos puedan leer algo, que controlen la parte de la casa que nos da pereza controlar.

¿Nos estamos convirtiendo en cyborgs? ¿Cada vez más dependientes de la tecnología para poder realizar actividades cotidianas?

En caso afirmativo, estamos en problemas. Principalmente porque la actividad cibercriminal está presentando un incremento exponencial. Los atacantes cada vez están encontrando nuevas formas de vulnerar la tecnología existente para su propio beneficio. Con más dispositivos conectados — que almacenan más datos personales — y con una combinación en el uso de estos — como el reloj inteligente+el refrigerador inteligente, o el termostato+el celular+el asistente de voz — aumentan los vectores de ataque.

¿Qué pasará en el transcurso de los siguientes años, cuando un cibercriminal ataque un marcapasos y pida un rescate a su propietario — o a su familia — para que pueda seguir funcionando?

¿Qué pasa si un delincuente encuentra la forma de tener acceso a un ojo biónico, a un brazo mecánico, a una prótesis y luego extorsiona al usuario?

¿Qué pasa si un cibercriminal — hoy en día — logra encriptar la información de nuestro teléfono celular, incluyendo a los contactos, aplicaciones bancarias o el mismo sistema de voz del teléfono? Todos los datos son valiosos.

¿Nuestra dependencia de la tecnología nos puede llevar a un riesgo mayor?

De igual forma, conforme se produce una mayor digitalización de todas las áreas de la sociedad, se incrementan el número de ciberataques. En los últimos años vemos cómo la acción de los ciberdelincuentes ha aumentado mediante la difusión de malware, ataques tipo phishing, ransomware o mediante los llamados ataques de ingeniería social, entre otros muchos tipos. El objetivo siempre es el mismo: dinero o información.

De acuerdo con la unidad de investigación de SILIKN, en los próximo años el 98.9% de las empresas y el 99.5% de los usuarios serán víctimas de la ciberdelincuencia.

¿Es posible reducir este número? ¿es posible minimizar el impacto de un ciberataque?

La respuesta es sí. Pero es algo en lo que deben trabajar tanto las empresas, como los usuarios. La concientización es la mejor forma de prevención. Y el primer paso es reconocer que todos somos susceptibles de poder caer en las redes de la ciberdelincuencia.

Todas las organizaciones deben tener establecido un plan y un procedimiento de gestión en caso de un incidente cibernético. De igual forma, los usuarios deben tener en consideración buenas prácticas para poder evitar o mitigar estas ciberamenazas.

Desde SILIKN insistimos en importancia de la prevención; de la capacitación de todos los empleados y usuarios en temas de ciberseguridad; de establecer políticas y procedimientos en caso de contingencias; de tener un plan para la prevención y gestión de cibercrisis y otro más para la prevención de pérdida de datos.

Es muy importante que tanto usuarios, como empresas, tengan bien resguardada su información confidencial y que además cuenten con su respectivo respaldo. Y que en todo momento sepan en dónde están guardados todos estos datos con la finalidad de tenerlos disponibles. Si no protegemos nuestros datos hoy, mañana podríamos no tener nada que proteger.

Para más información, visite: https://www.silikn.com/

Founder of SILIKN

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store